miércoles, 18 de mayo de 2011

Y muchas veces la vida te pone aprueba. Te pone obstáculos que tienes que pasar sin derribarlos. Muchas veces me ha puesto pruebas muy dificiles, elecciones en las que ni yo misma me aclaraba. Pero si nos ponen a prueba... Por algo será ¿No?


¿Y sabes? Yo también se porque te quiero. Por qué haces las cosas fáciles, por que si tuviera que elegir un sitio para vivir, sería tu cuarto. Porque debajo de tú cama el mundo es tan pequeño que parece que no puede pasar nada más, pero para mi ya no hace falta que pase nada, por qué estoy contigo, y por eso te quiero.


Hoy me despierto, es un nuevo día. Pero lo mismo de siempre, vivir así solo es una condenada que sólo me lleva a ti, me paso tantas horas observándote que creo soñar estando despierta, y ya no aguanto más, son días y días y no te puedo alcanzar.

martes, 17 de mayo de 2011

Yo no se porqué cuándo estás con una persona te dice qué eres tood en su vida, te promete que nunca se alejará de tu lado y que su amor por ti será eterno. Una vez que ese amor se acaba, las ilusiones se van por la borda junto con tú corazón. Sólo haces más que pensar si no eres lo suficientemente hermosa para él o suficientemente buena por si el amor que le regalaste no sirvió para nada, que tus te quieros eran falsos o que cuándo me besabas nose porqué cerrabas los ojos si no sentías nada, sólo una lengua rozando la tuya, mientras a mí me daban escalofríos y mariposas en el estómago. Y sinceramente no escribo todo esto para dar pena sino porque todos en alguna etapa de nuestra vida hemos tenido ese amor imposible, ese chico que pasaba de nosotras, en el que te dejabas la puta piel para que se fijara durante un puto minuto en tí, y no lo hacía, y al fin y al cabo, me queda el consuelo de decir que el amor lo inventaron los padres.

La duda, el estrés, los nervios, la pasión, las ideas, el vientre, la mente y el corazón se unieron con fuerza para salir del camino, amar a una persona o respetar a su amigo.

lunes, 16 de mayo de 2011

Y hoy todo ha acabado, y me demostraste que el amor que yo un día decidí entregarte no significó nada para tí. Los besos, las caricias, los te amo y las noches en las que me quedaba abrazada ti solo fueron perdidas de tú tiempo, pero en cambio para mi fueron los momentos más precisos y más felices de toda mi vida, solo por el simple hecho de que los viví a tu lado. Quizá hoy he comprendido que el sentimiento del amor, no está hecho a mi medida. No logro comprender como salí de tú corazón tan rapidamente o quizás es que nunca llegué a entrar en él, no se cómo puedes estar dándole cariños y diciéndole esas palabras tan bonitas a otra mientras yo estoy trazando un plan para conseguir olvidarte. Aunque ahora mismo pienso que me va a ser un poco imposible. Y saber que yo fui aquella chica a la que la regalaste tú primera vez, y no sabes el daño que me hace saber que todo eso se ha terminado. Pero yo no te puedo suplicar más que yo sea la niña de tús ojos, que sólo tengas interés en mi, que por mucho qué te diga tu vas a hacer lo que el corazón te dicte y está claro que tú corazón no te dicta que me ames sólo a mí. Y se que me tengo que convencer a mi misma de que me tiene que dar igual si tienes detrás a un millón de niñas mejores que yo, porque por mucho que lo intenten se que absolutamente nadie todo lo que te ha amado y te amo yo. Y me muero por decirte todo ésto, pero no tengo la suficiente valentía de oírte decir un no te amo.

sábado, 14 de mayo de 2011

Hoy recuerdo el día que nos conocimos, tú sonrisa y el tacto de tú piel.
Recuerdo la primera vez en qué nuestros cuerpos formaron unos solo., y tú boca rozando mis labios. Sinecramente nose cómo describir esas sensaciones, ni tengo las palabras adecuadas para expresarte todo mi amor, y se que yo no te puedo dar todo lo que te mereces, por que te mereces La Luna, El Sol, y la chica más perfecta que exista, pero te juro que estoy intentando hacerte feliz. Se que nuestra relación es una locura, que muchas veces discutimos porque somos algo distintos pero siempre me gustaron los amores improbables. Porque si tengo un día no demasiado bueno llegas tú y solamente con ver tú sonrisa automaticamente sonrío yo. Y sabes que lo que más deseo en este mundo es que me ames, que me heches de menos, que me regales cada una de tus sonrisas, que siempre te quedes a mi lado y que pase lo que pase, que esa fecha que nos une siga viva.
Y dos horas y media de viaje dan para mucho, dan para pensar en demasiadas cosas, pero yo sólo he pensado en ese sentimiento al que todos llaman amor. Me he dado cuenta de que un para siempre no existe, que el amor conlleva al desamor, a la ruptura de sueños y promesas y quedarte con cara de tonta y un corazón hecho pedazos. ¿Y sabes? En décimas de segundo pasé de ser la dueña de tú corazón a ser una simple persona más y hay que pensar muy bien en decidir arriesgarte en una relación porque siempre surgen problemas y sino surgen, la otra persona los busca. Se que encima el amor es muy complicado, porque cuándo tu crees que todo va sobre ruedas, que va mejor qué nunca, llega un sms a tú móvil, un privado a tu Tuenti, o una conversación al Messenger que te mata por dentro, esa frase, esa dichosa frase de ''lo dejamos'', porque esa puta frase, esas dos palabras llevan rompiendo corazones desde tiempos muy lejanos.
Yo se que ya no soy la dueña de tú corazón, y que ya no estoy a cada segundo en tú mente. Que seguramente te hayas olvidado de todos los momentos que pasamos juntos, que viviste conmigo y que ya no es tú problema el tener la responsabilidad de sacar mi sonrisa diaria. Y he comprendido que sin tí, mi vida está vacía, pero que tengo que aprender a vivir sin ti, por mucho que cueste. ¿Sabes cómo me siento ahora mismo? Cómo un mar sin agua, cómo un cielo sin estrellas, cómo un bosque sin árboles, cómo una persona sin corazón
¿Y sabes? Yo nunca te dejaré solo, pase lo que pase. En tus peores días seré yo la que te saque esas sonrisas, cuándo quieras llorar aquí tienes estos dos hombros, que si necesitas un abrazo, yo te daré todos los que me pidas multiplicados por dos, si necesitas mimor, te prometo que yo jamás te los negaré, que si quieres compartir tú sonrisa con alguien, que sea conmigo. Porque te prometo que siempre, siempre me tendrás a tu lado.
Y aprendí que debí guardar mis sentimientos en un cajón con llave, que cada vez que me apetezca besarte he de encenderme un cigarro e imaginarme que tus labios son el filtro, que los únicos abrazos que puedo tener son de los de los osos de peluche que tenía cuándo era pequeña...

sábado, 7 de mayo de 2011

En busca de la canción perfecta ~

¿Cuántas veces hemos querido escuchar esa canción? Esa canción que nos recuerda a esos momentos especiales que vivimos con esa persona. Aquella canción que la escuchábamos unas veinte veces al día. ¿Y ahora qué? ¿Porqué ahora no nos apetece escucharla? Vale que ya no esté de moda, ni sea la más normal de escuchar según tú estado de ánimo. Pero escuchándola no estarás mal.
Y cuándo te das cuenta de que quieres escuchar esa canción, una canción, que no sea la misma de todos los días, una que la escuches y te simpatizes con ella. Que sientas que es a ti a quién se refiere esa canción. Que la quieres. Que te aprendas su letra cómo si fuera lo último que hicieras..
Definitivamente he sacado dos conclusiones :
1º- La música mueve barreras.
2º- Sin la música, nada sería igual.